Castilla-La Mancha firma el primer protocolo para impulsar la creación de recursos de atención residencial a mayores de iniciativa privada con ayuntamientos de la región

Castilla-La Mancha ha firmado el primero de los protocolos con varios ayuntamientos de la región para impulsar actuaciones en recursos para personas mayores en el marco de la Ley contra la Despoblación. 

La consejera de Bienestar Social, Bárbara García Torijano, ha rubricado hoy el primer acuerdo con el alcalde de Chinchilla de Montearagón, Francisco Morote, en un acto celebrado en el Ayuntamiento de esta localidad albaceteña, en el que ha estado acompañada del delegado de la Junta en Albacete, Pedro Antonio Ruiz Santos, y la delegada provincial de Bienestar Social, Antonia Coloma.

Se trata de un documento que recoge el compromiso por parte de la entidad local de facilitar en su suelo municipal la construcción de un recurso de atención residencial bajo el paraguas de la colaboración público-privada, mientras que la administración autonómica se vincula al proyecto mediante la autorización de plazas públicas cuando se materialice.

Así lo ha expresado la consejera, afirmando que, con ello, se pretende atraer a empresas del sector “que se lancen y quieran iniciar ese camino con nosotros para contar con una residencia al servicio de los ciudadanos de Chinchilla de Montearagón, ya que se trata de un municipio donde no existe residencia de mayores, su población está envejecida y se necesita este recurso”.

Además, es un municipio que se encuentra en zona de especial interés para realizar este tipo de proyectos enmarcándolos en la Ley frente a la Despoblación del Gobierno regional que busca, precisamente, mejorar la calidad de vida de la población del medio rural, elevando el grado de bienestar de sus habitantes y asegurando unos servicios públicos básicos, adecuados y suficientes, que garanticen la igualdad de oportunidades y la accesibilidad.

“Tener menos población no quiere decir que tengan menos recursos y servicios, sino todo lo contrario”, ha manifestado Bárbara García, añadiendo que “debemos reforzar esos recursos y esos servicios en estos pueblos, y debemos ir de la mano del sector empresarial”.

Para ello, García Torijano ha pedido a las empresas interesadas que puedan “aprovechar la oportunidad que nos dan los fondos europeos” y ha avanzado que, por parte del Gobierno regional, “en pocas semanas se empezarán a sacar las convocatorias a las que se pueden acoger para recibir financiación, además de tener esa garantía de plazas concertadas”.

El protocolo contempla, como proyecto en el municipio, la posibilidad de construir por parte de una entidad privada una residencia de mayores con 80 plazas.

Recursos de atención social en Chinchilla de Montearagón

Chinchilla de Montearagón es un municipio que cuenta con 90 personas usuarias, que reciben más de 21.000 horas de ayuda a domicilio, atendidos por 26 auxiliares, con una aportación del Gobierno regional de 200.000 euros y 63.000 por parte del Ayuntamiento, mientras que un centenar de personas son usuarias de la Teleasistencia.

Además, cuenta con una financiación de 15.300 euros del Gobierno regional para financiar, junto al Consistorio, dos proyectos de inclusión social: uno, de capacitación para la gestión del punto limpio municipal y otro, para el servicio de comidas a domicilio de personas mayores de la localidad. Asimismo, se aporta 50.000 euros al proyecto ‘Conecta Empleo’ que la asociación ‘El Llanero Solidario’ lleva a cabo en varios pueblos del entorno. También en ocho municipios de la zona, incluyendo Chinchilla, se presta el Servicio de Promoción de Autonomía Personal, SEPAP-MejoraT, de forma itinerante con 70 plazas y 83.000 euros de financiación regional.  

La entrada Castilla-La Mancha firma el primer protocolo para impulsar la creación de recursos de atención residencial a mayores de iniciativa privada con ayuntamientos de la región se publicó primero en Diario de Castilla-la Mancha.

Ir arriba