El Gobierno regional y la Diputación de Albacete benefician a 1.500 personas mayores de la provincia con el programa de Comida a Domicilio

Castilla-La Mancha avanza en la garantía del cuidado de las personas en su entorno con el programa de Comida a Domicilio que, en la provincia de Albacete y en colaboración con la Diputación provincial, beneficiará a 1.500 personas mayores o en situación de dependencia.

Así lo ha manifestado la consejera de Bienestar Social, Bárbara García Torijano, en la visita que ha realizado a la localidad Albaceteña de El Bonillo, acompañada del alcalde del municipio, Juan Gil; el presidente de la Diputación, Santiago Cabañero; y la delegada provincial de Bienestar Social, Antonia Coloma.

Tal y como ha explicado la titular de Bienestar Social, el objetivo de este programa conjunto del Gobierno regional y las cinco diputaciones provinciales, es el reparto de comidas a domicilio para mayores de 65 años que lo necesiten por edad o por estar en situación de dependencia, y así sea valorado por los Servicios Sociales, en municipios menores de 5.000 habitantes. “Para ello, contamos con una financiación de 8,6 millones de euros de fondos europeos con los que reforzamos este servicio en las provincias donde ya se ofrecía, como en Albacete, o poniéndolo en marcha en aquellas donde todavía no se ofrecía, llegando potencialmente a unas 3.500 personas”.

En este sentido, ha aseverado que el programa va “muy unido con la Ley de lucha contra la despoblación” y forma parte del compromiso del presidente Emiliano García-Page de emplear los fondos europeos en “potenciar la atención a las personas mayores en sus entornos” en la región.  “Si reforzamos los servicios sociales en nuestros entornos más rurales podemos conseguir que nuestros pueblos sigan poblados y garantizar a los ciudadanos de Castilla-La Mancha que vivan donde ellos quieran con la garantía de tener sus servicios cubiertos”, ha aseverado García Torijano.

La consejera ha destacado que este programa tiene muchas vertientes “más allá de llevarles un plato de comida a los mayores que lo necesitan”. Así, ha desarrollado, “también se cubren las necesidades nutricionales y se revisa que lleven unas dietas equilibradas”. Además, ha añadido, se hace un acompañamiento diario y un control del estado de salud de la persona usuaria ante la posible aparición de una situación de vulnerabilidad. Pero, además, ha explicado la titular de Bienestar Social, “este programa tiene una parte importante, que es combatir la soledad no deseada y, por supuesto, dinamizar la economía y el empleo en las zonas más rurales”.

Concretamente, en la provincia de Albacete, mediante este convenio, un total de 86 localidades muchas de ellas del ámbito rural y de poca población, ofrecen este servicio de proximidad centrado en apoyar a la gente que más lo necesita, con una población beneficiaria potencial de 1.500 personas, con un presupuesto que supera los 3,6 millones de euros y con una estimación de ofrecer unas 414.000 comidas en dos años.

Por su parte, el presidente de la Diputación, Santiago Cabañero, ha agradecido la colaboración financiera de la Junta de Comunidades en el refuerzo y el avance que han aportado a este programa y ha manifestado que “no hay mejores políticas de desarrollo rural que las políticas de género y las políticas de servicios sociales y hoy, aquí, vemos un claro ejemplo de ambas cosas”.

‘El Puchero’ de El Bonillo, una empresa familiar que ofrece un servicio social de calidad en entorno rural

En su visita a El Bonillo, la titular de Bienestar Social ha felicitado al alcalde y a su equipo de gobierno por su implicación con la implantación y el desarrollo de programas, recursos y servicios sociales que dan respuesta a las necesidades de los ciudadanos de esta localidad y su entorno. “Es un Ayuntamiento que se implica”, ha apreciado la consejera que también ha acudido a la sede de la empresa ‘El Puchero’, desde donde se ofrece el servicio a seis núcleos de población de la Sierra de Alcaraz y la zona de Montiel, con una muy baja densidad de población y una alta tasa de envejecimiento.

Esta empresa, que nació en 2003 como negocio familiar, es una de las tres empresas con las que se presta el servicio de Comidas a Domicilio para personas mayores en toda la provincia. Comenzó como experiencia de mujeres emprendedoras en el medio rural dando trabajo entonces a tres trabajadoras y actualmente, “gracias a estos programas que potenciamos con recursos públicos, da trabajo a 13 mujeres”, como ha destacado la consejera.

Desde sus cocinas, donde se preparan los menús, la consejera, el alcalde y el presidente de la Diputación han visitado a dos usuarios del servicio, Elicia y José, que han recibido su bandeja diaria con el menú completo y han valorado muy positivamente la calidad de la elaboración de los platos, así como la profesionalidad y acompañamiento de las trabajadoras.

Formación de Auxiliares de Ayuda a Domicilio

Dentro del Plan de Garantías de Cuidado de las Personas en su Entorno, donde se enmarca el programa de Comida a Domicilio, también se ofrece otra línea de actuación que busca mejorar la calidad del servicio que se presta a los usuarios y mejorar la cualificación del personal de Ayuda a Domicilio. “Se trata de la parte formativa para las más de 6.000 personas que forman la plantilla en toda la región, fundamentalmente mujeres”, ha confirmado la consejera Bárbara García.

“Trabajadoras que están en nuestra región ofreciendo esos cuidados a nuestros mayores en sus casas y estas trabajadoras van a recibir formación para tener una Ayuda a Domicilio avanzada que, además de prestarles ese servicio básico diario, también les de herramientas para prever y trabajar enfermedades que puedan ir surgiendo en el día a día o situaciones más complicadas”, ha concluido.

La entrada El Gobierno regional y la Diputación de Albacete benefician a 1.500 personas mayores de la provincia con el programa de Comida a Domicilio se publicó primero en Diario de Castilla-la Mancha.

Ir arriba