La Diputación de Albacete anuncia la inscripción de su huella de carbono en el registro del MITECO

Una valoración del informe provincial de la huella de carbono en los municipios, realizó hoy la vicepresidenta y responsable del área de Medio Ambiente de la Diputación de Albacete, Amparo Torres. Y ha avanzado que la Diputación “ha dado un paso más”.

Albacete registra su huella de carbono

Además ha destacado que junto a estos trabajos de diagnóstico y cálculo de las emisiones de CO2, ha inscrito su huella de Carbono en el Registro de Huella de Carbono, Compensación y Proyectos de Absorción de dióxido de carbono del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO), incluyendo la actividad desarrollada en todos los edificios, instalaciones y vehículos provinciales.

Torres ha añadido que se está trabajando para determinar las emisiones de CO2 en estos espacios y recursos y, a partir de ahí, elaborar un plan de reducción de huella de carbono, “en línea con el compromiso de esta Casa y con la hoja de ruta del Equipo de Gobierno que preside Santi Cabañero para avanzar hacia un desarrollo sostenible de la provincia”.

En este punto, ha explicado que estas labores se están efectuando en colaboración con el Observatorio Provincial de Sostenibilidad (OPSA) de la Universidad de Castilla-La Mancha y ha aclarado que, desde hace 15 años, de la mano de este organismo se vienen elaborando informes de sostenibilidad local de los 87 municipios, atendiendo a 25 indicadores y midiendo el impacto de la actividad humana en el medio ambiente. “Lo que nos permite, a día de hoy, ofrecer los resultados relativos a la huella de carbono en la provincia con los últimos datos disponibles, que se corresponden a 2019”.

80% de las localidades albaceteñas presentan valor positivo

Así, el balance de carbono en este territorio “es favorable, es de -146,9 toneladas de CO2 equivalente per cápita, es decir, las emisiones de CO2 que se generamos en la provincia son inferiores a la capacidad de retención de CO2 de los sumideros existentes, que son las masas forestales, vegetales y agrícolas, en definitiva los espacios verdes”, ha detallado Torres.

Y quien ha remarcado que casi el 80% de las localidades albaceteñas presentan un valor “aún más positivo” que la media provincial, y ha matizado que si extrapolamos estos datos en función de la población (388.167 habitantes), “siempre referidos a 2019”, podemos afirmar que la huella de carbono de la provincia es de 8,86 toneladas de CO2 equivalentes por habitante, “lo que la sitúa ligeramente por encima de la media nacional que está dos puntos por debajo (6,68 t CO2 equivalente por habitante)”, aunque ha destacado que se ha mantenido en los últimos años (desde 2015) sin grandes variaciones.

De hecho, más de la mitad de nuestras localidades (el 55%) presentan una huella de carbono per cápitar por debajo de la media provincial e, incluso, el 26% se sitúa por debajo de la media nacional, “al tiempo que no podemos perder de vista que el objetivo mundial a alcanzar es de 2 toneladas de CO2 equivalente por habitante”.

Comparativa de la huella del carbono 2015-2019

La comparativa de la huella de carbono 2015-2019 “invita al optimismo”, con una notable reducción de las emisiones en el sector de la energía eléctrica

Asimismo, la vicepresidenta de la Diputación, que ha realizado una comparativa de la evolución de la huella de carbono en los últimos 4 años, ha apuntado que estos datos “invitan al optimismo” y ha hecho especial hincapié en el importante trabajo que se está realizando en esta provincia “y, en concreto, desde la Diputación de Albacete”, para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, para combatir el cambio climático y para avanzar en la implementación de la Agenda 2030, “siempre de la mano del OPSA y con la colaboración de la ciudadanía y, por supuesto, de los Ayuntamientos”, cuya implicación y compromiso ha puesto en valor, destacando que de cara al Informe Provincial de Sostenibilidad de 2020 (en el que se está trabajando) se ha alcanzado una participación del 80% a pesar de la pandemia.

Programa REBECA

Por su parte, entre los sectores que se toman como referencia para el estudio y el cálculo de las emisiones de gases de efecto invernadero, la vicepresidenta provincial ha desglosado que un 30% procede del sector de los combustibles; un 26% del sector del transporte; un 18% de la energía eléctrica; un 12% de la agricultura; un 10% del sector industrial; y un 4% de los residuo, y ha destacado “la más que significativa” reducción de las emisiones procedentes de energías eléctricas, en casi un 22% desde 2015, “evidenciando que esta provincia avanza de forma decidida hacia las energías renovables de la mano de las administraciones y del sector privado”. Siendo la línea de trabajo de la Diputación un buen ejemplo, como se pone de manifiesto a través de diferentes programas que ha puesto en marcha.

Este es el caso del programa REBECA, a través del cual 15 municipios de la provincia han pasado a formar parte de la Red de Economía Baja de Carbono o de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible de Integrado (EDUSI), que se ha implementado a la zona funcional de Hellín.

Reducción de las emisiones en los últimos 4 años en el sector del transporte y ligero aumento en agricultura y en residuos

“A modo de ejemplo podemos recordar que sólo la remodelación del alumbrado público de Alcaraz ha hecho posible que se dejen de emitir a la atmósfera casi 190 toneladas de CO2 equivalentes al año o en el caso de la sustitución de luminarias públicas en Hellín, más de 2.500 toneladas de C02 equivalente”, ha indicado Torres, evidenciando el esfuerzo que viene realizando la institución provincial en esta materia, al tiempo que ha puntualizado que también en el sector del transporte se ha producido una ligera reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, en torno a un 15%, desde 2015.

Un dato que ha vinculado a la creciente transformación de los hábitos humanos en este sentido y al incremento del uso del transporte público, “lo que habla de una mayor sensibilización y de una importante labor por parte de las administraciones que han apostado por desarrollar y promover estos recursos, así como por el aumento de los vehículos híbridos y eléctricos”, ha aclarado, señalando como ejemplo el esfuerzo del Ayuntamiento de Albacete en lo relativo a la renovación de la flota de taxis y autobuses urbanos.

Agricultura es responsable de emisión de 429.198 toneladas de CO2

Igualmente, la vicepresidenta provincial ha explicado que otros sectores analizados para calcular las cifras de emisiones han incrementado ligeramente, como es el caso de la agricultura, “uno de los más importantes de nuestra economía”, que es responsable de la emisión de 429.198 toneladas de CO2 equivalente, al tiempo que representa un importante sector de captación de CO2.

“Es decir, ha aumentado el suelo agrícola pero también el número de sumideros. Así, la transición de una agricultura extensiva a cultivos frutales y leñosos como el almendro, la vid o el pistacho contribuye a la reducción de la huella de carbono al actuar éstos como sumideros, algo que también se ve favorecido por el aumento de técnicas más respetuosas, el incremento de la agricultura ecológica o las buenas prácticas agrarias.

En este sentido, ha incidido en la contribución que realiza la Diputación en esta dirección a través de su Instituto Técnico Agronómico Provincial (ITAP), que cuenta con un servicio de asistencia técnica específico para estos cultivos, así como con servicios de asesoramiento de riegos o de fertilización.

Sensibilización en materia de reciclaje

Del mismo modo, en el caso de los residuos, el incremento de emisiones en los últimos años ronda el 5%, una cifra que Torres ha valorado de forma positiva, atendiendo al importante trabajo de recuperación de residuos y de concienciación y sensibilización a la población en materia de reciclaje.

“Y de nuevo esta Casa, a través de numerosas campañas y de la mano con el Consorcio Provincial de Medio Ambiente trabaja en esta dirección”, ha advertido, subrayando que el sellado del vertedero de Hellín representa una de las actuaciones más relevantes en materia de residuos, con la que se evitará la emisión de 37.000 toneladas de C02 a la atmósfera.

La huella de carbono de la Diputación en el marco de la Red de Ciudades por el Clima y sus 3 proyectos para el Plan de Trabajo de 2030 de esta Red

Durante su intervención, Torres también ha ofrecido los detalles de la inscripción de la huella de carbono de la Diputación en el Registro de Huella de Carbono, Compensación y Proyectos de Absorción de dióxido de carbono del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO), aclarando que esta actuación se realiza en el marco de la Red de Ciudades por el Clima, de la que la institución provincial forma parte desde 2019.

De hecho, esta misma semana en la XIV Asamblea de la Red se han presentado más de una treintena de proyectos de actuación para contribuir al desarrollo de los distintos componentes del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia relacionados con la actividad de esta entidad, y 3 de ellos han sido propuestos por la propia Diputación de Albacete para el Plan de Trabajo para 2022 con el firme objetivo de avanzar en la reducción de la huella de carbono.

Por un lado, en lo relativo al despliegue e integración de energías renovables, ha presentado un ‘Proyecto de Transición Ecológica para el alumbrado exterior en los núcleos, mejora envolvente térmica e instalación de paneles solares fotovoltaicos en los edificios provinciales; en cuanto al Plan de choque de movilidad sostenible, segura y conectada en entornos urbanos y metropolitanos, ha propuesto la ‘Dotación de infraestructuras públicas de recarga de vehículos, suministro de instalación y puesta en funcionamiento, con más de 234 vehículos; y atendiendo a cuestiones vinculadas con la sensibilización al cambio climático, su ‘Programa Agenda 21 Escolar- Horizonte 2030, destinado a la sensibilización en los centros educativos de Primaria y Secundaria, que incluye cuestiones vinculadas con la Huella de Carbono, así como otras acciones concretas.

El objetivo, la descarbonización en 2050

“La provincia de Albacete, con el impulso de la Diputación y con la colaboración de los Ayuntamientos, avanza hacia la imprescindible transición energética con los ODS de la Agenda 2030 como eje de acción irrenunciable, y debemos hacer frente a la emergencia climática y reducir los gases de efecto invernadero.

Se trata de una labor compleja, pero con la colaboración de las instituciones y de la sociedad estamos seguros de que lo vamos a conseguir”, ha afirmado la vicepresidenta, recordando que la propia Ley de Cambio Climático y Transición Energética establece como objetivo inmediato que en 2030 se deberán reducir las emisiones de gases de efecto invernadero del conjunto de la economía española en, al menos, un 20% respecto del año 1990, con la meta de la descarbonización en 2050.

Además, Torres ha aclarado que en línea con los objetivos de esta Ley, ayer mismo, la Comisión Europea presentó un nuevo paquete de medidas legislativas, ‘Fit for 55’, para respaldar el compromiso de la UE de reducir las emisiones en un 55% en 2030.

La entrada La Diputación de Albacete anuncia la inscripción de su huella de carbono en el registro del MITECO se publicó primero en Diario de Castilla-la Mancha.

Ir arriba